El tipo de edificio y su datación

Estudiando los diversos elementos arquitectónicos pertenecientes al edificio pre-bizantino, el P. Bagatti se convenció de que se trataba de una construcción de “forma de sinagoga” con “un estilo arquitectónico cristiano hasta ahora ignorado”, que de las comparaciones estilísticas podía haberse adscrito a los siglos II-IV d.C., entonces construido por la comunidad local judeo-cristiana.

Diez años más tarde, el franciscano P. Corbo, coadyuvado por el P. Alliata, interpretó en nueva forma los estudios de Bagatti. Los dos arqueólogos colocaron idealmente en su puesto todas las piezas arquitectónicas y encontraron una explicación para la posición inusual de algunos grafitis, como el del “Chaire Maria” insertado en la base de una columna. Estos consideraron que se debía suponer la existencia de un edificio completamente original, formado por dos edificios completamente originales, formado por dos salas adyacentes, de la cual la primera está elevada casi en un metro respecto de la segunda, que alcanzaba las grutas. Desde la sala superior era posible aparecer en la inferior: las dos zonas fueron separadas por una columnata en intervalos con tranqueos que fungían de parapeto. A través de algunos escaloncitos excavados en la roca se accedía a la sala inferior. Todos los mosaicos del pavimento estaban orientados hacia las grutas veneradas, o bien hacia el fulcro de todo el edificio.

Una estructura en dos pisos, habría sido posible para un peregrino ubicado en la sala inferior grabar el “Chaire Maria” en la base de una columna de la sala superior.

Para la datación del edificio el P. Corbo adhirió en su totalidad bajo testimonio de Epifanio, que atribuyó al Conde José la construcción de esta “iglesia-sinagoga” de tipo “judeo-cristiana” entre el año 335 y el 350 d.C.

La estudiosa Taylor, en sus estudios sobre los orígenes de los judeo-cristianos, lee críticamente las excavaciones de Nazaret y las interpretaciones del P. Bagatti, añadiendo otras conclusiones: el primer edificio debía ser una “iglesia pequeña y convencional” que comprendía las grutas y que era llamada la “Casa de María”. En el caso de Nazaret faltarían, según la estudiosa, elementos estandarizados de la arquitectura de sinagogas. Sobre la base de los grafitis en idioma armenio, idioma que según la estudiosa se habría difundido poco antes del siglo VI d.C., la destrucción de esta iglesia estaría ubicada a fines del siglo V - inicio del siglo VI. Asimismo, para Taylor es muy probable que el edificio haya sido construido por deseo del Conde José, para favorecer los peregrinajes a la casa de María, y no por la comunidad judeo-cristiana de Nazaret.