Teodorico 1172

Libellus de locis sanctis

El monje alemán Teodorico, llegó a Tierra Santa en 1172 redactando un valioso diario de viajes, con indicaciones precisas de Nazaret.
En su descripción, él ubica la Gruta en un ábside de la nave izquierda, como está efectivamente demostrado por las excavaciones de Viaud. Teodorico registra alteraciones en el complejo de la Gruta: en vez de dos accesos nombrados por Daniele, él habla de una única escala de acceso con 15 gradas. Este dato sugiere que hasta cierto punto los cruzados limitaron el pasaje a la Gruta a una sola entrada, probablemente la del oeste. La alteración pudo ser a consecuencia de la construcción de la cámara cambiada donde los peregrinos recordaban el nacimiento de la Virgen María. Esta cámara es probablemente aquella llamada posteriormente “Capilla del Ángel”.
La descripción de Teodorico coincidirá sustancialmente con lo que dirá la Cuaresma en 1639, a propósito de la organización de los lugares en la Gruta.


«A cuatro millas del Monte Tabor se encuentra hacia el oeste la gloriosa ciudad de Nazaret en la calle de Acco, allí está construida una iglesia venerable, ilustre por el honor de ser sede episcopal y por la dedicación a la Virgen de Santa María. En esta iglesia, en la ábside izquierda, se descienden casi quince gradas a una gruta subterránea, donde hacia el oriente está indicada una cruz en el fondo de un altar hueco, para indicar que ahí por medio del Arcángel Gabriel se anunció a la mismísima Virgen (la encarnación) de Cristo. En la parte izquierda de aquel altar, es decir al norte, José su esposo, padre del Salvador, descansa sepultado; en dicho (sepulcro) se ha colocado un altar. Además hacia la derecha es decir hacia el sur, existe un lugar con una cruz impresa hasta el suelo, por encima está arqueado; allí la bendita Madre de Dios nació de Ana, su madre.»

Itineraria Hierosilymitana Crucesignatorum, Vol. II, por Sabino de Sandoli, Jerusalén 1983, cap. XLVII, pág. 380-381