Anònimo de Piacenza

Itinerarium Antonini Placentini (570 ca.)

El itinerario es la descripción más detallada del viaje de un peregrino anónimo que, partiendo de Piacenza, se dirige a Tierra Santa con alguna compañía, en un periodo en el que el rumbo de los peregrinajes era aún bastante segura y protegida por el control imperial bizantino.
La visita a Nazaret deja al peregrino una buena impresión: observa “cosas maravillosas”, como la sinagoga en la que Jesús estudiaba y la casa en la que vivió María, transformada en una basílica. Del testimonio se deduce que el pueblo aún era de mayoría judía y que persistían las tensiones religiosas con la comunidad cristiana.


« Desde Tiro llegamos a la ciudad de Nazaret, en la que hay muchas cosas maravillosas. Está ahí colgado el volumen en el que el Señor escribió abc.
En la sinagoga está la viga en la que se sentaba con los demás jóvenes. La viga fue retirada y recogida por los cristianos pero los judíos por ningún motivo lograron moverla; ni siquiera puede ser llevada afuera.
La casa de Santa María es ahora una basílica y muchos son los efectos beneficiosos que resultan de tocar sus vestidos.
En la ciudad es tan gran la prestancia de las mujeres hebreas que en aquella tierra no se podría hallar mujeres más bellas y dicen que esto les ha sido otorgado por Santa María; de hecho, afirman que fue su progenitora; y mientras que los hebreos no tienen caridad alguna hacia los cristianos, ellos están llenos de muchas atenciones.
La región es similar al paraíso; por la abundancia de granos y la riqueza es similar a la de Egipto. Aunque es pequeña, resalta en la producción de vino, aceite, frutas y mijo.
El mijo es más alto de lo normal, de rama gruesa, supera la estatura del hombre. »

C. MILANI, Itinerarium Antonini Placentini. Un viaje a Tierra Santa del 560-570 d.C., Milán 1977, pág. 238