Cúpula

Cúpula

La cúpula, que se abre sobre el techo de la basílica con sus 40 metros de altura, está construida interiormente con paneles pre-fabricados decorados con una serie continua en zigzag, que pueden ser también interpretados como repeticiones infinitas de la letra “M” de María. La disposición en radios de los paneles simula la corona de la flor de lis.

La luz efluye de la abertura central del faro hasta iluminar toda la cúpula. Dieciséis ventanas triangulares forman un círculo de intensa luz que hace la cúpula etérea.

El exterior está revestido de piedra a nivel de la logia perforada. La logia y el faro son también de piedra, mientras que el perímetro está cubierto en cobre.

Cúpula