Gruta de Conone

Mosaico-Gruta de Conone

Al lado de la Gruta venerada, continuando a la izquierda, se abre una segunda gruta, llamada comúnmente Conone.

La gruta está excavada en la roca descubierta y ha sido decorada con diversas capas de enlucido que muestran las invocaciones y las oraciones dibujadas, dejadas por los peregrinos con los siglos.

La atribución del nombre de la gruta data de la presencia de un tapiz musivario de la época bizantina, encontrada en la zona frontal. En el mosaico se lee una inscripción en griego hecha componer por el diácono Conone de Jerusalén, quien probablemente se hizo cargo de los gastos para la realización del pavimento.

El campo musivario alrededor está caracterizado por cuadrados y rombos. Dentro de los cuadrados hay varias decoraciones: cruces y líneas onduladas. Los colores que se repiten son el negro, rojo claro y el blanco como fondo.

También el pavimento de la gruta tiene mosaicos con diversas figuras geométricas, cruces y el monograma de Cristo.

En las paredes de la gruta, en el lado este, se observa la primera capa del antiguo enlucido bizantino, decorado con una banda floral vagamente estilizada, en el que está pintada una inscripción en griego que nombra a Valeria, una “sierva del Señor Cristo”, quien hizo “una memoria para la luz”. Probablemente se alude al hecho de que ella hizo decorar la gruta con la representación de un Paraíso florido, dedicado a la memoria de un mártir, quizás Conone di Nazaret.

Gruta de Conone